sábado, 9 de abril de 2016

ALMACENAMIENTO: Nuevas tecnologías

El grupo francés Thomson Multimedia adquirió en el 2010 a la empresa Technicolor que el 2015 cumplió 100 de existencia, la misma que tiene los derechos para utilizar este método de su nombre para crear las primeras peliculas a color.

Technicolor empezó  a codificar la información de algunas de sus películas en forma de ADN artificial. Y están convencidos de que es el futuro del almacenamiento de los datos digitales. El proceso –que sigue las directrices de una investigación de Harvard, que logró introducir 5,5 Petabytes en un solo gramo de ADN– consiste en meter la información en una estructura de doble hélice compuesta de químicos.

Technicolor ha comprimido el título ‘Un viaje a la Luna’ en forma de unos y ceros y lo ha introducido en una estructura de ADN artificial. Para leer los datos no hay más que secuenciar la molécula de ADN, de la misma forma que se hace con una muestra genética.

El problema del almacenamiento es patente hoy en día. A cada momento se genera una cantidad enorme de información que es almacenada en centros de datos de todo el mundo. Pero este crecimiento es exponencial y empuja la necesidad de construir nuevas instalaciones y crear servidores que puedan almacenar más datos.

Las memorias en estado sólido están capeando la avalancha de datos por ahora. Su combinación con los discos duros tradicionales permite a los servidores almacenar más información en un espacio más reducido –aparte de sus otras ventajas– pero la tecnología actual no es una solución a futuro que pueda servir dentro de varias décadas. De ahí que se esté investigando en métodos para multiplicar la información que puede contener una memoria SSD.

La aproximación del ADN artificial es completamente distinta. Inspirada en la naturaleza, busca la forma más eficiente de almacenamiento conocida. Gracias a este sistema es posible almacenar una película en simple molécula. Eso sí, el método requiere perfeccionamiento. Comprimir ‘Un viaje a la Luna’ en ADN artificial llevó 6 semanas de trabajo y decenas de miles de dólares.






Disco SSD de 15,36 TB de Samsung

Samsung lanzó una unidad de estado sólido (SSD) de 15,36 TB, la cual está destinada al uso en sistemas de almacenamiento empresarial, la misma que fue presentada el 2015 en el Flash Memory Summit: el discoSSD PM1633a

Este SSD trae una interfaz Serial Attached SCSI (SAS) de 12 Gbps, tiene formato de 2,5″ por tanto es almacenamiento concentrada en comparación con las soluciones de 3,5″.

El SSD PM1633a permite combinar 512 chips de memoria 256Gb V-NAND de Samsung, apilándose los troqueles en 16 capas con el fin de obtener un único paquete de 512GB: la unidad finalmente contará con 32 paquetes NAND flash.

Este disco SSD promete mayor rendimiento y fiabilidad, además de una mayor velocidad de lectura y escritura aleatoria: 200.000 y 32.000 IOPPS respectivamente. En cuanto a velocidad de lectura y escritura secuencial, la unidad de Samsung puede alcanzar los 1200 MB/s.

Samsung ha utilizado un firmware específico para garantizar un correcto acceso a grandes cantidades de NAND Flash y presume de que su PM1633a podrá escribir diariamente, y sin fallos, hasta 15,36TB de datos. Además, como medida de seguridad, se incluye una herramienta de protección de datos y software de restauración en caso de producirse incidencias eléctricas.

ANTECEDENTES

Memorias flash microSD de 512 GB

El precio unitario de almacenamiento ( USS/ GB) viene bajando cada año. Por ello es conveniente evaluar las diversas tecnologías de almacenamiento.









MEMORIAS DE ALMACENAMIENTO PORTATIL

El  SSD (Solid-State Drive) es un dispositivo de almacenamiento de datos que usa una memoria no volátil, para almacenar datos, en lugar de los platos giratorios magnéticos encontrados en los discos duros convencionales. En comparación con los discos duros tradicionales, las unidades de estado sólido son menos sensibles a los golpes, son prácticamente inaudibles y tienen un menor tiempo de acceso y de latencia. Las SSD hacen uso de la misma interfaz que los discos duros por lo que son fácilmente intercambiables sin tener que recurrir a adaptadores o tarjetas de expansión para compatibilizarlos con el equipo.

A partir del 2010, la mayoría de los SSD utilizan memoria flash basada en puertas NAND, que retiene los datos sin alimentación.

Para aplicaciones que requieren acceso rápido, pero no necesariamente la persistencia de datos después de la pérdida de potencia, los SSD pueden ser construidos a partir de memoria de acceso aleatorio (RAM). Estos dispositivos pueden emplear fuentes de alimentación independientes, tales como baterías, para mantener los datos después de la desconexión de la corriente eléctrica.1

Se han desarrollado dispositivos que combinan ambas tecnologías, es decir, discos duros y memorias flash, y se denominan discos duros híbridos (HHD), que intentan aunar capacidad y velocidad a un precio inferior a un SSD.

TARJETAS microSD

 Llegaron en 2005 como una miniaturización de las SD, que ya llevaban cinco años por aquel entonces.

Esa miniaturización fue motivada por la necesidad de mantener la capacidad limitando mucho el espacio (1,5 x 1,1 centímetros) como el teléfono móvil como mejor ejemplo.

Tenemos microSD de mayor capacidad: 32 GB, 64 GB, 128 GB, pero ahora ya vamos por una microSD de 512 GB como la que ha presentado el fabricante estadounidense Microdia, la llamada Xtra Elite, que utiliza el formato SDXC con el cual se es capaz de llegar a los 2 TB, pero todavía falta algo más de tiempo para alcanzar ese límite. Con  velocidad de transferencia, de 300 MB/s.


Microdia es un fabricante cuyo target son los profesionales de la imagen, como fotógrafos o productores de vídeo que puedan necesitar este tipo de soporte y que para ellos el precio no será un problema, ya que será una herramienta de trabajo. Estará en torno a los 1.000 dólares.

TARJETAS SD vs SDHC

La gran diferencia entre ambos tipos de tarjeta es que las SD miden su velocidad de escritura de datos en base a la velocidad máxima:
 40x escriben a 6 MB por segundo
 80x a 12 MB por segundo
 100x a 15 MB por segundo

Las SDHC tiene clases que  mide la velocidad mínima de escritura.
Clase 2 escribe a 2 MB por segundo como mínimo
Clase 6 a 6 MB por segundo
Clase 10 a 10 MB por segundo.



Si hablamos de una cámara de gama media, con una velocidad de escritura baja o media debería ser más que suficiente. Conforme aumente la calidad del sensor de nuestra cámara, aumentará la necesidad de una SDHC. Si pensamos grabar vídeoFull HD, necesitaremos una SDHC clase 10 para asegurarnos de que el vídeo se grabará de forma fluida y sin microcortes.

No obstante, no todos los dispositivos aceptan tarjetas SDHC, deberemos fijarnos en que tenga el logotipo para asegurarnos de su compatibilidad. O incluso en el caso de que lo lleven, es posible que acepten este formato pero con un máximo de 4 GB de almacenamiento.


SSDReady: conoce la vida útil de tu SSD

Existen diferentes herramientas para diagnosticar un SSD y conocer exactamente la vida útil de que dispone; una de ellas es SSDReady, y es de las mejores, ofreciendo facilidad de uso y datos claros en pantalla una vez se realiza el diagnóstico.

La vida útil de un SSD se mide en cantidad de operaciones de escritura y lectura de datos (siendo las escrituras las que realmente afectan al disco), lo que quiere decir que unos 10 GB de escritura al día supone unos 25 años de vida útil en un SSD de última generación, pero 40 GB de escritura al día disminuye su vida hasta unos 7 u 8 años.

SSDReady es gratuito. Una vez ejecutes el análisis, te indicará cuántas operaciones de escritura has realizado, el promedio de escritura de datos al día y, en general, cuánto tiempo de vida le queda.

Tomar en cuenta estos datos es importante para entender cómo funciona una unidad de almacenamiento sólido y en general entender por qué cada uno de estos SSD actuales tiene unos 10 años de vida. Por supuesto, también es muy recomendable seguir consejos básicos para gestionar el consumo de energía de un ordenador, y en general no ocupar por completo la capacidad de almacenamiento de tu SSD, sino siempre dejar al menos un 15% de su capacidad libre, dado que esto perjudica a su rendimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario