domingo, 4 de septiembre de 2016

Design Thinking una herramienta estratégica

Design Thinking tuvo su punto de inflexión con el artículo de Tim Brown, CEO de IDEO, que hizo portada en la revista “Harvard Business Review” en Junio de 2008.

Bruce Nussbaum (Columnista de Businessweek) comentó: “El hecho de que Harvard Business Review le pidiera al CEO de IDEO que escribiera acerca del “Design Thinking” es tanto o más importante que lo que tenía que decir en el artículo. Este hecho, marca la legitimización de la innovación conducida por el diseño como un proceso de negocios y una herramienta estratégica importantísima para el mundo de la gestión”.

¿Qué es el Design Thinking? Pensar como diseñadores, es usar la forma en que los diseñadores abordan la solución de problemas. Es una manera de pensar integradamente que puede ser aplicada a todos los componentes del negocio.

“En vez de pedirle a los diseñadores que hagan que una idea ya desarrollada sea atractiva para los consumidores, las empresas están pidiendo a los diseñadores que creen ideas que conecten de mejor forma con las necesidades y deseos de los consumidores. El rol descrito inicialmente es “táctico”, y el resultado es una limitada creación de valor, el segundo es estratégico, y conduce a nuevas formas de crear valor” (Extracto del artículo de HBR)

El Design Thinking es un facilitador de la Innovación. Permite generar innovación y transformación de manera más rápida y más efectiva. Pero además es el proceso metodológico del Design Thinking el que nos permitirá definir en qué debemos innovar.

¿Cómo se diferencia de otras técnicas de solución de problemas y creación de estrategias?
Se diferencia al vincular el pensamiento creativo (lado derecho del cerebro) con el pensamiento analítico (lado izquierdo del cerebro), no prioriza un método de pensamiento por sobre el otro, sino que mezcla los aspectos positivos de ambos.

El CEO de P&G (Procter & Gamble) explica “Las escuelas de negocio tienden a focalizarse en el pensamiento inductivo (Basado en hechos directamente observables) y pensamiento deductivo (Lógica y análisis, típicamente basado en evidencia pasada). Las escuelas de diseño ponen el énfasis en el pensamiento abductivo, en imaginar lo que podría ser posible. Esta forma de pensar o de enfrentar la solución de problemas, nos ayuda a desafiar limitantes asumidas durante el quehacer diario y sumar ideas, en vez de descartarlas.

¿Cuáles son los componentes del proceso de “Design Thinking”?

El proceso de “Design Thinking” posee siete etapas: definir, investigar, idear, prototipar, seleccionar, implementar y aprender. En el marco de estos siete pasos, se pueden definir problemas, realizar las preguntas más adecuadas, se pueden crear más ideas, y se pueden seleccionar las mejores respuestas. Estos pasos no son lineales, pudiendo ocurrir simultáneamente y pueden ser repetiros en, lo que los diseñadores llamar, un “proceso iterativo”.



¿Dónde puede utilizarse?
Pensar en términos de diseño posee o crea valor más allá de los productos. Servicios, procesos, sistemas, experiencias, estrategias pueden beneficiarse del “Design Thinking”. El proceso ayuda a desarrollar grandes ideas de manera rápida y más eficiente ya sea en el desarrollo de nuevos productos o servicios, desarrollando mejores procesos internos, creando nuevas formas de comunicar a los clientes, o reinventando un modelo de negocios completo.


IDEO - DAVID KELEY

Ideo y su fundador David Kelley es el principal representante de lo que el Design Thinking es capaz de hacer y propone 4 pasos que se explicará a través de un ejemplo:

Hipótesis: Los carritos de compras de los super mercados pueden evolucionar para ser mas práctico, seguros y amigables?

Observación: El equipo por completo va al super mercado y observa. Dicho equipo no está compuesto por perfiles similares sino absolutamente heterogéneos: pscicólogos, marketeros, abogado, historiador etc. No hay jerarquías todos son iguales pero si un líder de grupo que no es el jefe ojo sino que tiene mejores capacidades de manejar grupos. El objetivo es ver a la gente en la cancha y no contratar a alguien para que te cuente lo que la gente hace en la cancha o lo que es peor que responda las preguntas que tú mismo haces, para validar lo que tú ya piensas. La observación propone que nada este preconcebido.Pero hay un ingrediente importante, la observación no supone observar al promedio, a lo que hacen todos, propone fijarte también en los extremos .en el ejemplo del super mercado aquel que es un experto comprador como aquella señora que con las justas puede arrastrar el carrito.De los extremos saldrás de tirar a la mesa solo soluciones promedio.

Brain Storming: aquí toda idea cuenta, sobre todo las malas, porque sin malas ideas no saldrían las buenas. Olvídate de pincharle el globo a tu compañero, todo idea vale, construye sobre la idea del otro, en vez de decir NO PORQUE, di SI Y ADEMAS así que parezca una roca.

Prototipo: Elabora una muestra de tu resultado final y testealo con tu audiencia. no te frustres porque aunque suene contradictorio tus clientes mas fieles, detestan que les cambies las cosas así sea para su bien. sino acuérdate del primer Ipod que deshicieron en criticas los APPLE lover y a las 2 semanas fue récord de ventas.

Genera un caos ordenado en tu empresa y con ello una revolución

No hay comentarios:

Publicar un comentario