miércoles, 18 de enero de 2017

IoV: ZTE se incorpora a la 5GAA

ZTE Corporation proveedor internacional de soluciones tecnológicas de telecomunicaciones, empresariales y de consumo para internet móvil, se ha convertido en miembro de la  Automotive Association 5G (5GAA), lo que facilitará a ZTE la colaboración con partners de la industria para promover el internet para vehículos ( IoV).


El 5GAA es una asociación intersectorial formada en septiembre de 2016 por actores de los sectores de las telecomunicaciones y la automoción. La asociación desarrollará y promoverá soluciones de comunicaciones, apoyará la estandarización y acelerará la disponibilidad comercial y penetración en el mercado global. Los objetivos se centran en mejorar la conexión móvil y las necesidades de seguridad vial mediante aplicaciones como la conducción automatizada, el acceso universal a los servicios, la integración en ciudades inteligentes y el transporte inteligente. Los miembros componen un ecosistema orientado al internet inteligente para vehículos, donde se incluyen fabricantes de automóviles, operadores de telecomunicaciones, proveedores de infraestructura de telecomunicaciones, proveedores de chips y proveedores de piezas de automóviles.

Como proveedor líder en soluciones de comunicación globales, ZTE se ha comprometido a construir una serie de plataformas terminal-pipe-cloud seguras, abiertas y compartidas junto un ecosistema propio, dirigidas al internet inteligente para vehículos. ZTE ofrece conexiones inalámbricas seguras, eficientes y universales, una plataforma de sistema operativo, así como dispositivos dentro del vehículo como los módulos T-BOX 4G, on-board diagnostics (OBD) y Wi-Fi para abordar las necesidades de seguridad, control e información requeridas. ZTE también tiene una amplia experiencia en el campo de los sistemas inteligentes de transporte (ITS), con una gran variedad de soluciones que abarcan desde el control de tráfico, la gestión de transporte, clúster de emergencia de telecomunicaciones (ETC), y servicio de información. Además, el internet para vehículos es un sub-ecosistema de la Global IoT Alliance fundada por ZTE con un gran número de participantes industriales.

Las redes móviles de alta velocidad 4G son una excelente plataforma para el internet inteligente de vehículos, pero se extrapolará a un ecosistema más amplio para hacerla funcionar de manera más segura, fiable, eficiente y flexible mediante la llegada del 5G. ZTE insta a que el internet inteligente para vehículos evolucione hacia el 5G. Durante esta etapa, han de identificarse las lagunas y necesidades potenciales, además de que servicios como la telemática, la eficiencia del tráfico y la seguridad activa deberán desarrollarse paso a paso.

Bai Gang, General Manager del sector de productos 5G de ZTE dijo "como facilitador de M-ICT, ZTE trabajará en colaboración con otros socios para promover el internet inteligente para vehículos y el apoyo global entre industrias”



ANTECEDENTES

AUTO CONECTADO VS AUTO AUTONOMO

El auto conectado se centra en el 'oído' (a través de las comunicaciones), mientras que el autónomo potencia la 'vista' (con cámaras, sensores y radares).  «El auto autónomo tiene que ser también conectado», defiende el presidente de la sociedad científica internacional IEEE Vehicular Technology Society, Javier Gozálvez. Su grupo de investigación en la Universidad Miguel Hernández de Elche trabaja, entre otras cosas, en garantizar que este futuro escenario pueda convertirse en realidad.Todo es cuestión de complementariedad.

 Gozálvez defiende, que es necesario implementar la comunicación vehículo a vehículo y vehículo a infraestructura. «Esta capacidad complementa a los sensores del autgo autónomo». «A día de hoy, el conductor es el responsable del coche; pero si eres una máquina que toma decisiones, cuanta mejor percepción tengas de tu entorno, mejores decisiones tomarás», explica. «Las comunicaciones te dan percepción donde el ojo, en este caso el sensor y la cámara, no llega». El problema es el tiempo.

«Definir estándares para que los autos se entiendan y los fabricantes se pongan de acuerdo alarga los plazos», dice. Sin embargo, como el auto autónomo sólo se basa en sus radares y sensores, no necesita ese estándar. Además, el vehículo conectado aún tiene «varios asuntos que resolver», como garantizar la privacidad del usuario (que la información sea anónima), la ciberseguridad (que nadie pueda controlar un coche) o asegurar que las comunicaciones funcionen con total fiabilidad.

Qué tipo de comunicaciones utilizar para el auto conectado. El debate se centra entre la tecnología celular y la ITSG5 (también llamada IEEE 802.11P), similar al Wifi. Su grupo trabaja en cómo combinarlas. Y es que no son excluyentes. Todo lo contrario. El IEEE 802.11P aporta costes más bajos y mayor «independencia», ya que las comunicaciones vehículo a vehículo pueden operar sin el soporte de la red de un operador. Sin embargo, igual que el Wifi, «no tiene las garantías de calidad de servicio que la tecnología celular». «Por eso son altamente complementarias», asegura. Y vuelve a subrayar: «Cuando las máquinas tienen que tomar decisiones, cuantos más datos tengan, mejor será la decisión». El problema, llegados a este punto, es el dinero. «Implementar las dos tecnologías en un coche implica un coste mayor». Todo será cuestión de tiempo. «A medida que vayan evolucionando, los costes irán bajando». El escenario en el que trabaja Gozálvez es «gradual». Las necesidades del auto conectado irán evolucionando. «Pueden ir desde transmitir y recibir más datos a buscar una mayor fiabilidad porque en los primeros servicios de vehículo conectado el conductor será responsable del coche, pero a medida que se vaya introduciendo el autónomo, la máquina tendrá mayor control», explica.


ALIANZAS

Las empresas automovisticas y de tecnología viene formando diversas alianzas con el objetivo de conquistar primeros los nuevos mercados.

Ambas están condenadas a colaborar pero también dispuestas a competir ante los 4 paradigmas que definirán la movilidad del futuro: la conectividad, la movilidad más limpia y sostenible, el coche compartido y la conducción autónoma.

Las automovilisticas con sus apuestas disruptivas “invirtiendo y alojando en su seno empresas que ponen en duda su negocio tradicional, que es vender coches”,  no es exclusiva de los fabricantes de coches. Los titanes tecnológicos estadounidenses (Google, Apple o Microsoft) y asiáticos (como Alibaba, Tencent o Baidu) tampoco se quedan impasibles ante la revolución en el mercado automovilístico a la vista imparable y que ya expuso el presidente de General Motors, Dan Ammann, el 2015 cuando su empresa decidió invertir 500 millones en Lyft, rival de Uber, en EE UU: “La industria automotriz cambiará más en los próximos 5 años que en los últimos 50 y obviamente queremos estar seguros de estar a la vanguardia de ese cambio”. Ellos y todos.

Movimientos de las automovilísticas

Tal es la transformación que las automovilísticas han empezado a denominarse “proveedores de movilidad”, como definió Carlos Tavares, presidente del grupo PSA, a la nueva enseña que agrupa las marcas de coches Peugeot, Citroën y DS. PSA tendrá en 2021 una línea de negocio exclusiva dedicada al coche compartido, con la inversión en Koolicar, la gestión de flotas y de datos de usuarios. Además, tiene previsto lanzar 4 nuevos modelos 100% eléctricos al mercado hasta 2021.

Ford puso en marcha en 2015 su plan de Movilidad Inteligente (Smart Mobility). En él, desarrolla 25 proyectos de innovación en los 4 pilares ya mencionados. Un año después, Ford anunció en enero que triplica su flota de vehículos de pruebas Ford Fusion Híbridos totalmente autónomos. Este 2016, Ford añadirá 20 vehículos autónomos Fusion Híbridos, haciendo que la flota autónoma de Ford alcance los 30 vehículos, que realizarán pruebas en carreteras de California, Arizona y Michigan.

Audi, anunció que invertirá 3.000 millones de euros en conectividad y coche eléctrico. Su matriz, Volkswagen, también se definió como un proveedor de movilidad de cara a 2025. La compañía, que ha contratado a un exejecutivo de Apple, Johann Jungwirth, como responsable de digitalización, abrirá 3 centros de innovación, digitalización y diseño en Postdam, China y California.

La alemana Daimler es dueña de las aplicaciones para solicitar taxi Car2GoMyTaxi y Moovel, que ayuda al usuario a combinar los distintos transportes, públicos o privados, para agilizar su desplazamiento por la ciudad.


Volkswagen  Invirtió 300 millones de dólares en Gett (antes GetTaxi), un proveedor global de servicios de transporte. Su objetivo “es generar una importante cuota de facturación mediante estos nuevos modelos de negocio en 2025”, y por ello, añadió, “estamos interesados en nuevas colaboraciones e inversiones estratégicas”.

Toyota y Uber anunciaron una alianza estratégica.. Toyota  dijo que ofrecerá contratos ventajosos de leasing a los conductores usuarios de esta aplicación, que sirve entre otras cosas para comunicar a conductores y usuarios para compartir trayectos comunes y que mantiene un duro pulso con el sector del taxi en muchos países donde opera.

Movimientos de las tecnológicas
Del lado de las tecnológicas, tampoco han faltado los movimientos para prepararse ante un futuro donde las nuevas generaciones están más dispuestas a compartir un coche que a tenerlo en propiedad.

Apple invirtió en Didi, el Uber chino. Una empresa que, a su vez, tiene un acuerdo y ha invertido en Lyft, otra empresa de car-sharing, para hacer un frente común y frenar el avance del líder mundial, Uber, en la que tienen inversiones Google, Microsoft o la china Baidu.
Apple lleva dos años trabajando en la tecnología de vehículos eléctricos y autónomos y habría formado un equipo de 1.000 empleados con personal interno y externo. Tim Cook, presidente de Apple, ha reconocido que esta industria está al borde de un “cambio masivo” en el que el software y la conducción autónoma jugarán un papel cada vez más relevante.

Google avanza en su coche autónomo, del que ya han realizado numerosas pruebas en carreteras estadounidenses. Google anunció que quiere contratar gente para que pruebe su coche sin conductor. En mayo, Google firmó un acuerdo con Fiat Chrysler para construir el modelo Pacifica equipado con su tecnología y sistemas de conducción autónoma.

Rakuten, el Amazon japonés, lideró una ronda de financiación de más de 100 millones de euros para hacerse con un tercio de Cabify, el rival hispano de Uber. Y el fenómeno de car-sharing se muestra imparable en todo el mundo. En India ha surgido Ola y Grab Taxi en el sudeste de Asia; ambos son socios internacionales de Lyft.

La madeja de inversiones, compras y alianzas se complica, como se ve en el gráfico adjunto, entre automovilísticas y tecnológicas, ávidas de sacar el monedero para posicionarse en una industria en erupción en todo el mundo.






La irrupción de las nuevas tecnologías y la economía colaborativa pone en duda los principios fundamentales del negocio automovilístico. ¿Y si se destierra el petróleo de los motores y el vehículo privado del centro de las ciudades? ¿Y si son los coches los que hablan entre sí? ¿Y si los conductores ya no quieren tener un coche en propiedad? O peor aún, ¿y si ya no quieren conducir? ¿O si esta actividad se vuelve extremadamente cara (por las pólizas de seguro) o incluso ilegal porque la conducción autónoma se demuestra más segura?


NORUEGA con 24% de autos eléctricos

Noruega podría prohibir que se vendan coches diésel y gasolina a partir de 2025. Los 4 partidos políticos más importantes  se habrían puesto de acuerdo en esta cuestión tras un largo periodo de negociaciones.

Con una decisión así Noruega se consolida como líder en la adopción en materia de coches eléctricos. De entrar en vigor en 2025, la normativa sería la primera ley de este tipo, que prohibirá las ventas de vehículos de gasolina y diésel.

Hay otros países que están valorando medidas firmes para promocionar los coches eléctricos, como India u Holanda. India estudia cómo hacer para que en el año 2030 todos los automóviles sean eléctricos, así lo expresó el ministro de Energía indio. Mientras tanto, el gobierno holandés baraja que a partir de 2025 solo se puedan vender coches eléctricos.


Noruega lleva tiempo preocupándose por incentivar la compra de automóviles que no emitan contaminación a la atmósfera. Los eléctricos están exentos de pagar impuestos, lo que fomenta su compra no solo entre particulares sino entre empresas, cuyas grandes flotas contribuyen a incrementar la adopción. Así, hoy los coches eléctricos en Noruega representen el 24% de vehículos que ruedan por las carreteras.

EL AVION ELECTRICO

El avión E-FAN 2.0 de Airbus se trata de un avión completamente eléctrico que funciona con baterías de iones de litio.  Tiene capacidad para 2 personas y puede volar un máximo de 160 kilómetros, mientras que un avión tradicional puede hacerlo 7 veces más.

En 2013, los aviones emitieron 705 toneladas de dióxido de carbono, un 11% de las emisiones del sector del transporte. En los EE.UU., la Agencia de Protección Ambiental contempla regular las emisiones de CO2 en los aviones diseñados a partir de 2020.

Airbus tiene previsto invertir un total de 20 millones de dólares en el desarrollo del E-FAN 2.0. La meta de esta compañía es tener un avión eléctrico de 100 pasajeros para el año 2050.

E-FAN será comercializado a finales de 2017, pero solo planea producir inicialmente unos 10 aviones al año.


IoV-Internet de Vehiculos: Toyota y Ford contra Apple y Google

Toyota Motor Corp acordó utilizar un sistema de conectividad entre autos y celulares defendido por Ford Motor Corp, en un frente para impedir que Apple y Google dominen el Internet de Vehiculos.

Toyota introducirá un sistema telemático con el SmartDeviceLink de Ford, una plataforma abierta  para las aplicaciones dentro de los autos.

Toyota se ha resistido a ofrecer el CarPlay de Apple y el Android Auto de Google por preocupaciones de seguridad, mientras que Ford los ofrecerá como aplicaciones dentro de su sistema de conectividad, el Sync, el 2016.

Honda Motor, Subaru de Fuji Heavy Industries, Mazda Motor y Peugeot SA también están investigando SmartDeviceLink.

Según  IHS Automotive el IoV generarán ventas por 18,600 millones de dólares para 2021.

Para Toyota también trabaja en un sistema llamado MirrorLink, que permite al conductor utilizar aplicaciones de navegación y entretenimiento en su smartphone usando íconos de gran tamaño en las pantallas de los tableros, fue creado por el Car Connectivity Consortium, un grupo de fabricantes de vehículos y celulares entre cuyos miembros están Volkswagen, General Motors, Hyundai Motor, Samsung Electronics, y HTC Corp.

IHS Automotive estimó que la adopción de MirrorLink será inferior a la de CarPlay y Android Auto, lo cual justificó en la familiaridad limitada del consumidor con el sistema.


Planes de Operadores Chinos

Los operadores de telecomunicaciones chinos se preparan para unirse a través de sus redes 4G/LTE a la tendencia de la industria tecnológica del momento: el Internet de vehículos (IoV- Internet of Vehicles).

China Mobile, el mayor operador por capitalización de mercado, espera firmar hasta 500 mil usuarios de IoV en 2015, y anunció que las primeras terminales 4G para este segmento estarán listas en mayo, según declaraciones de Ren Dakai, director Ejecutivo encargado de los productos de tráfico de la empresa. Desde el segundo semestre de 2014, China Mobile ofrece servicios exclusivos 4G para marcas como Cadillac, Chevrolet y Buick, en colaboración con General Motors.
En octubre de 2012 la división M2M de China Mobile se inauguró en Chongqing para empezar a trabajar en las operaciones IoV. También en octubre de ese año, China Mobile lanzó un sistema de conducción terminal inteligente para los propietarios de vehículos privados en la provincia de Shandong.

China Unicom, pronto establecerá una nueva empresa dedicada al segmento IoV. El 2014 firmó un pacto con Tesla Motors en Estados Unidos para el desarrollo de IoV, además tiene acuerdos con más de 20 fabricantes de automóviles y concesionarios para prestar servicios profesionales a más de 3 millones de autos, informó el vicepresidente de la empresa, Jiang Zhengxin.

China Telecom ha establecido una base de Internet de las cosas (IoT) en la provincia de Jiangsu, donde IoV será un área prioritaria para mejorar y transformar sus operaciones.


Para las empresas de telecomunicaciones, IoV no es un negocio emergente, sino un ensayo para la transformación estratégica de sus operaciones.


DISRUPCION DE LA INDUSTRIA DEL AUTO

Las statup que estan creando disrupción en la industria del auto




No hay comentarios:

Publicar un comentario